domingo, 22 de diciembre de 2013

Navidad para los niños hospitalizados en el Reina Sofía

Córdoba 22/12/2013
Plataforma ciudadana "No me quites mi Hospital" y "Asociación pro hospital del niño y de la mujer de Córdoba"



Los que formamos la Plataforma ciudadana "No me quites mi Hospital" siempre nos acordamos de los niños del hospital, por este motivo hemos puesto nuestra chapita en el árbol de Navidad, y de paso recordar lo importante que es garantizar el respeto de los derechos de los niños hospitalizados en su personalidad, dignidad e intimidad, vulnerados en demasiadas ocasiones en el Materno Infantil del Reina Sofía y no garantizados en las prometidas reformas.
 
Ojalá que el espíritu de la Navidad ilumine a nuestros responsables sanitarios para que tampoco se olviden de los niños hospitalizados y cumplan con su obligación de darles prioridad a la hora de mejorar sus condiciones, pues además de ser el futuro, son nuestro mayor y más vulnerable tesoro.
 
Y trabajar todos juntos, en este tiempo de crisis, para que Papa Noel o los Reyes Magos puedan traer algún día a los niños de Córdoba un hospital moderno, funcional, práctico y duradero con el consenso de todos.

viernes, 6 de diciembre de 2013

"No me quites mi hospital" denuncia el "exceso" de ruido en el Materno

EL DÍA DE CÓRDOBA 05/12/2013
Un informe policial concluye que la tasa sonora supera más de 12 decibelios el nivel permitido
G. N. J.


Los miembros de la plataforma No me quites mi Hospital volvieron ayer a emprender acciones de protesta para mostrar su malestar por el nivel "excesivo" de ruido en el entorno del Materno Infantil del Hospital Reina Sofía. El colectivo dio ayer a conocer el informe de la inspección realizada por la Policía Local, que concluye que el nivel sonoro supera en más de 12 decibelios al permitido. Estos resultados, según señaló el portavoz de la plataforma, José Castillero , "tienen la consideración de infracción muy grave y podría suponer una sanción con multa desde 12.001 hasta 300.000 euros, por superar en más de 6 decibelios los valores límites de emisión aplicables establecidos en el Reglamento de Prevención Acústica".

El ruido, según explicó la plataforma, se produce como consecuencia del funcionamiento ininterrumpido de los equipos de climatización instalados en la cubierta de la zona ampliada de la Unidad de Cuidados Intensivos y que están colindando con la UCI de Neonatología y con la sala de descanso de los niños ingresados en dichas instalaciones, así como con la zona de hospitalización infantil en la planta tercera. Por ello, el documento destaca la necesidad la necesidad "urgente" de adoptar medidas correctoras mediante la realización de obras de aislamiento acústico, que garanticen la protección de la salud de las personas afectadas.

La plataforma insistió en que dicha actuación es competencia del Ayuntamiento, por lo que debe "tramitar y resolver el procedimiento sancionador" y "está obligada" a acordar la adopción de medidas provisionales puesto que el informe de inspección ha determinado niveles de superación en 6 ó más decibelios.

Durante la concentración, que tuvo lugar a las puertas del Materno infantil, los miembros de la plataforma además desmintieron la versión ofrecida por la Dirección del Reina Sofía, que asegura que "el nivel de ruido que se ha podido medir en la segunda y tercera planta de este edificio es muy similar si los equipos de climatización funcionan o no, por lo que el ruido no está motivado por los mismos". El colectivo señaló que, según se desprende del informe de la Policía Local, "con las máquinas en parada los niveles de ruido están dentro de los admisibles".

El exceso de ruido, tal y como señaló Castillero en base estudios científicos, puede afectar a la recuperación de la población más vulnerable -niños, ancianos, enfermos-, ya que "interrumpe el sueño y, en consecuencia, altera la actividad cerebral y la función cardiovascular".

Este "dato contrastado", según el portavoz, "suma una molestia más para los niños", como consecuencia del cerco del Materno Infantil por las ampliaciones para adultos, y "pone objetivamente de manifiesto el empeoramiento de las condiciones de hospitalización de los menores, denunciado en reiteradas ocasiones por esta plataforma". Asimismo, insistió en que demuestra la "falta de sensibilidad" con los niños y la "improvisación" con la que se acometen las reformas.

El colectivo anunció que seguirá luchando "hasta alcanzar nuestros objetivos", centrados en "velar para que la primera obra del nuevo Reina Sofía sea el Hospital del Niño y de la Mujer". "Este hospital precisa de un plan integral urgente que contemple como prioridad un nuevo hospital infantil, bien estudiado y nacido del consenso de todos", recalcó. Por ello, la plataforma insistió en que se debería aprovechar el tiempo de espera al que obliga la crisis económica para generar el diálogo entre administración, profesionales y usuarios, "del que emerjan las bases de su futuro diseño".

El Reina Sofía se enfrenta a una multa de 300.000 euros

ABC CÓRDOBA 05/12/2013
RUIDO EXCESIVO DE LA MAQUINARIA DE CLIMATIZACIÓN
R.A.


El Hospital Reina Sofía se enfrenta a una multa de hasta 300.000 euros por haber cometido una infracción tipificada como muy grave en el Reglamento de Prevención Acústica. La irregularidad que ha cometido, y que está contrastada por una medición realizada por la Policía Local el pasado 8 de noviembre, consiste en que los aparatos de climatización instalados en la cubierta de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) superan en 12 decibelios el ruido que permite la norma, que es de 30 decibelios, de tal manera que suponen «una molestia importante» a los niños ingresados en el Hospital Materno Infantil, «que podrían llegar a sufrir una enfermedad» a cuenta de este exceso de contaminación acústica, según señaló ayer el portavoz de la Plataforma «No me quites mi hospital», José Castillero.
 
Esta entidad, de la que partió la denuncia por el ruido que generan los bloques de refrigeración, exigió ayer a la Dirección-Gerencia del complejo sanitario que «adopte medidas correctoras de carácter urgente para el aislamiento acústico que garanticen la protección de la salud de las personas afectadas». Según José Castillero, la Dirección-Gerencia del complejo sanitario ha respondido que no tiene disponibilidad económica para llevar a cabo una modificación del sistema de climatización que evite las molestias.
Fuentes oficiales del Reina Sofía negaron que la directiva haya esgrimido estrecheces presupuestarias para solventar este problema. Añadieron que lo solucionarán «en cuanto la Policía Local nos envíe la resolución en la que nos indique de qué manera podemos hacerlo».

Denuncian el elevado ruido que soportan los niños del Materno

DIARIO CÓRDOBA 05/12/2013
UN INFORME DE LA POLICIA CALIFICA COMO "MUY GRAVE" LA INFRACCION
El problema se debe a la instalación de unos aparatos de climatización
A.R.A.

 
La plataforma ciudadana No me Quites mi Hospital informó ayer ante el edificio del Materno Infantil de Córdoba de las elevadas tasas de ruido que soportan los niños hospitalizados en este centro, en base a un informe elaborado por la Policía Local que asegura que las máquinas de climatización instaladas en la UCI de adultos generan un ruido que supera en 12 decibelios los niveles máximos legales, lo que se considera una infracción "muy grave".
 
Según José Castillero, portavoz de la plataforma, "hace unos meses presentamos una denuncia ante Medio Ambiente y el Ayuntamiento por las molestias que los aparatos instalados tras la reforma de la UCI estaban causando en los niños". Dicha denuncia habría dado lugar a las pertinentes mediciones de la Policía Local, que en su informe recomienda a la dirección del centro que "realice de forma urgente las obras de aislamiento de las máquinas" y señala que, según fuentes del hospital, existe un proyecto de aislamiento valorado en casi 100.000 euros que no se ha acometido por falta de presupuesto.
 
Para No me Quites mi Hospital, "esta actuación demuestra que no se tiene en cuenta a los niños al hacer las obras" y que "siguen empeorando las condiciones de hospitalización de los menores". Por ello, piden "que se abra un proceso de diálogo con padres, usuarios y administración para consensuar el diseño del futuro hospital".


El hospital niega que el aislamiento no se haya hecho por falta de dinero

Fuentes de la gerencia del hospital Reina Sofía de Córdoba aseguraron ayer a este periódico que, a pesar de tener constancia de la denuncia realizada ante las autoridades, aún no han recibido la resolución técnica oficial sobre el problema detectado, por lo que aún no conocen las recomendaciones que se les hace al respecto.
 
Las mismas fuentes indicaron que no se ha llevado a cabo ninguna actuación correctora del ruido, no por falta de presupuesto, como afirma la plataforma, sino porque el centro permanece a la espera de la resolución definitiva para actuar en consecuencia.

"No me quites mi hospital" denuncia las altas tasas de ruido del Materno Infantil

CORDÓPOLIS 04/12/2013
"No me quites mi hospital" posee un informe de la Policía Local que registró una contaminación acústica 12 puntos superior a la permitida en las salas de ingreso
MANUEL J. ALBERT
 
 
 
José Castillero, portavoz de la plataforma No me quites mi hospital, en representación del los padres del grupo, ha comparecido esta mañana frente al hospital Materno Infantil para dar a conocer un expediente elaborado por la Policía Local en el que se demuestra que los niños ingresados están soportando niveles de ruido superiores a los permitidos. Los niveles máximos son 30 decibelios y los niños estarían sometidos a cotas superiores a 42; una diferencia de 12 decibelios. Los aparatos de aire acondicionado instalados hace un año y que prestan servicio a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para adultos -aneja al infantil- serían los causantes de estas altas tasas de ruido.
 
“Esto viene a demostrar cómo siguen empeorando las condiciones en la que se encuentran los niños ingresados en el hospital Reina Sofía”, critica Castillero. “En los últimos años se ha ido cercando físicamente al Materno Infantil con falta de luz y ventilación, debido a las obras de ampliación de la UCI de adultos, algo que ya denunciamos. Y ahora, hay que añadirle las molestias de ruido”, continuó el portavoz.
 
Para la plataforma, que demanda la construcción de dos nuevos inmuebles separados donde instalar el hospital para la mujer y para los niños -y que llegó a estar programado- estos nuevos problemas demuestran “la improvisación con la que se está actuando en el hospital”, señala el portavoz.
 
No me quites mi hospital recuerda que la infracción de ruido “es muy grave” y podría suponer, si no se soluciona, “una multa de hasta 300.000 euros por la autoridad competente, que es el Ayuntamiento”. “Pedimos que se abra un proceso de diálogo entre los profesionales, usuarios y administración para que el hospital que los niños necesitan en Córdoba se haga con el consenso de todas las partes”, continúa Castillero.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Comunicado de prensa de "No me quites mi hospital"

CÓRDOBA 4 DE DICIEMBRE DE 2013
Un Informe Acústico de la Policía Local confirma una infracción muy grave por el ruido provocado por unas máquinas ubicadas junto a los niños hospitalizados en el Reina Sofía de Córdoba.


 Con relación a la denuncia presentada el pasado 8 de febrero, a instancias de la Plataforma ciudadana “No me quites mi hospital”, por las molestias provocadas en el Hospital Materno Infantil Reina Sofía de Córdoba por el excesivo ruido de una planta climatizadora instalada sobre la cubierta de la UCI de adultos colindante con la UCI de Neonatología y con áreas de hospitalización infantil. Y una vez realizada la inspección medioambiental por parte del ayuntamiento, con el fin de comprobar la veracidad de los hechos denunciados, hacemos público lo siguiente:
 
  1. La inspección realizada por la Policía Local ha dado como resultado un informe desfavorable por un nivel sonoro que supera en +12 dBA al permitido, que tiene la consideración de infracción muy grave, y que podría suponer una sanción con multa desde 12.001 hasta 300.000 euros, por superar en más de 6 dBA de los valores límites de emisión aplicables establecidos en el Reglamento de Prevención Acústica.
  1. Dicho informe concluye con la necesidad urgente de adoptar medidas correctoras mediante la realización de obras de aislamiento acústico que garanticen la protección de la salud de las personas afectadas. Según la legislación vigente se considera que se ha puesto en peligro grave la salud de las personas por superar en más de 6 dBA a los valores límites aplicables.
  1. Le corresponde al Ayuntamiento, como órgano administrativo competente, tramitar y resolver el procedimiento sancionador y está obligada a acordar la adopción de medidas provisionales puesto que el informe de inspección ha determinado niveles de superación en 6 ó más dBA.
  1. Se desmiente la versión de la dirección del Reina Sofía, en sus declaraciones publicadas en la prensa, en cuanto a que “el nivel de ruido que se ha podido medir en la segunda y tercera planta de este edificio es muy similar si los equipos de climatización funcionan o no, por lo que el ruido no está motivado por los mismos”. Puesto que, según se desprende del informe de la Policía Local, con las máquinas en parada los niveles de ruido están dentro de los admisibles.
  1. Según estudios realizados, la recuperación puede verse comprometida en la población más vulnerable (niños, ancianos, enfermos) por causa del ruido, que interrumpe el sueño y, en consecuencia, altera la actividad cerebral y la función cardiovascular. Según la Comisión Europea, la exposición al ruido perturba el sueño, afecta al desarrollo cognitivo infantil y puede provocar enfermedades psicosomáticas. La OMS establece que para unos niveles sonoros de más de 40 dBA hay un agudo incremento en los efectos adversos sobre la salud y declara los grupos vulnerables severamente afectados. Así mismo la OMS, en el Plan de Acción para Europa, establece en su Objetivo regional prioritario, que los niños deberían ser protegidos de la exposición dañina al ruido.
Este “dato contrastado” viene a sumar una molestia más para los niños, como consecuencia del cerco del Materno Infantil por las ampliaciones para adultos, y vuelve a poner objetivamente de manifiesto el empeoramiento de las condiciones de hospitalización de los niños, denunciado en reiteradas ocasiones por esta Plataforma.
Demuestra nuevamente la falta de sensibilidad con los niños hospitalizados en el Reina Sofía y la improvisación con la que se acometen las reformas. 
Por todo ello la plataforma “No me quites mi hospital” sigue viva y activa. Seguiremos luchando hasta alcanzar nuestros objetivos que son velar para que la primera obra del nuevo Reina Sofía sea el Hospital del Niño y de la Mujer. Puesto que este hospital precisa de un plan integral urgente que contemple como prioridad un nuevo hospital infantil, bien estudiado y nacido del consenso de todos. Se debería aprovechar este tiempo de espera al que obliga la crisis económica para generar el diálogo entre administración, profesionales y usuarios, del que emerjan las bases de su futuro diseño.

Síguenos en Twitter:
 
Y en Facebook:

 

miércoles, 20 de noviembre de 2013

LOS NIÑOS HOSPITALIZADOS TAMBIÉN TIENEN DERECHOS

CARTA EN EL DÍA DE LOS DERECHOS DEL NIÑO
José Castillero y Manuel Frías.
Portavoces de la Plataforma ciudadana “No me quites mi Hospital”

 
 
 
Siempre es deseable y, a la vez, ineludible, recordar los derechos de los Niños, avalados por una Declaración Universal y especialmente hoy, día 20 de noviembre, en el que se celebran los 24 años de su aprobación por las Naciones Unidas.
Desde la Plataforma “No me quites mi hospital” queremos hacer este recordatorio a la ciudadanía en general y a los responsables del Hospital Reina Sofía en especial, pues, en ocasiones, los niños ingresados en este recinto ven vulnerados algunos de sus derechos, también reconocidos en la Carta Europea de los niños hospitalizados.
La administración está obligada a garantizar que estos dispongan de un ambiente hospitalario sano y seguro, donde se respeten su dignidad e intimidad y a mejorar las condiciones de seguridad, sociabilidad, ambientación y luminosidad adecuadas a la infancia.
Estos derechos se incumplen cuando los niños en este hospital soportan, en algunas habitaciones, un ruido muy por encima de los límites legales permitidos, generado por maquinas mal ubicadas; cuando son ingresados y atendidos en habitaciones y consultas de mínimas dimensiones, mal ventiladas y donde se han cercado o tapiado las ventanas; cuando son ingresados en ilegales habitaciones compartidas; cuando se dificulta el aspecto social de los niños al no contar con áreas lúdicas específicas abiertas en horario “no escolar”, como ocurre en otros hospitales, etc. En definitiva, por ser atendidos en un hospital infantil cuyas caducas instalaciones ya no dan más de sí, ni proporcionan respuestas a las demandas de la Pediatría actual y donde las reformas parciales aplicadas que se acometen, parecen no tener suficientemente en cuenta el principal objetivo, que no debe ser otro que el bienestar de los niños.
Es necesario crear un ambiente hospitalario que no solamente considere la calidad en la atención médica, sino que también atienda las necesidades psicológicas, emocionales, educativas y sociales de los pacientes infantiles y de sus familias, afectadas por la traumática experiencia de la enfermedad de sus pequeños.
 
 

Este hospital precisa de un plan integral que contemple como prioridad un nuevo hospital infantil, bien estudiado y nacido del consenso de todos. Se debería aprovechar este tiempo de espera al que obliga la crisis económica para generar el diálogo entre administración, profesionales y usuarios, del que emerjan las bases de su futuro diseño. Los derechos de los niños hospitalizados, recogidos en la legislación vigente, señalan las condiciones que deberá cumplir de una forma clara y explícita.