sábado, 30 de septiembre de 2017

Médicos y pacientes piden a la Junta menos promesas y más hechos sobre el Materno-Infantil de Córdoba

ABC CÓRDOBA 26/09/2017
El anuncio de Salud no convence a la plataforma, que exige la inclusión del proyecto en los presupuestos
IRENE CONTRERAS



Ni promesas, ni anuncios grandilocuentes. Quienes llevan más de una década pidiendo a la Junta de Andalucía que se ponga las pilas para sacar a los pacientes infantiles del «búnker» del Hospital Reina Sofía de Córdoba están cansados de que las palabras de los distintos consejeros de Salud nunca se traduzcan en hechos. Por eso, el anuncio de Marina Álvarez de que desbloqueará el proyecto de las consultas del Materno-Infantil ha sido recibido con escepticismo.

Uno de los colectivos más activos a la hora de reivindicar unas nuevas instalaciones para la atención médica de madres y niños es la plataforma No me quites mi hospital, compuesta por facultativos y familiares de pacientes infantiles. Su portavoz, el pediatra Manuel Frías, ya se ha visto otras veces en la misma situación. Cambian los consejeros en el organigrama de la Junta, pero el Materno-Infantil sigue sin ver la luz. Ahora le ha tocado a la exdirectora del hospital cordobés realizar un anuncio que el Gobierno andaluz lleva repitiendo desde 2006. No lo tomarán en serio hasta que no haya «un reflejo en los presupuestos» autonómicos.

En la misma línea se expresa Pilar Bartolomé, del Sindicato Médico, que exige «garantías». Partidas en las cuentas de la Junta, plazos realistas, un proyecto para el que, recuerda, deben tenerse en cuenta las opiniones de los profesionales, que son quienes mejor conocen las necesidades del hospital y de un perfil de paciente tan delicado como el infantil. Los pacientes de pediatría requieren «un edificio para ellos y una reforma en profundidad», afirma, por lo que insta al Gobierno andaluz a mantener el proyecto inicial que contemplaba el Plan de Modernización del Reina Sofía.

No me quites mi hospital ha criticado en numerosas ocasiones las serias carencias que tiene la zona de atención pediátrica del hospital cordobés. Además de déficit de personal -la plataforma denunció ayer que la única especialista en oncología pediátrica que trabaja en todo el hospital se encuentra de baja-, las habitaciones son escasas y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y las consultas, reducidas y mal acondicionadas.

El plan inicial de la Junta, que presentó el Plan de Modernización del hospital en 2006, en los años de bonanza económica, pasaba por la construcción de un nuevo edificio. Sin embargo Frías teme que Salud se conforme con «poner parches» a una zona del hospital que tiene «goteras por todas partes». Además, afirma que «no nos gusta la idea de que se hagan obras dentro del complejo» en el que se encuentran ingresados los pacientes más pequeños.

Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

No me Quites mi Hospital no se cree el anuncio de la Junta

CORDÓPOLIS 24/09/2017
La plataforma pide una reunión con la consejera y denuncia que el Materno Infantil sigue teniendo las mismas deficiencias desde hace una década



La plataforma ciudadana No me Quites mi Hospital ha asegurado a través de una nota de prensa que no se cree el anuncio de la Junta de Andalucía de reformar el Materno Infantil. “Hace años que desde No me quites mi hospital venimos exigiendo unas nuevas instalaciones para la atención pediátrica como solución definitiva a las graves deficiencias denunciadas reiteradamente por esta plataforma, una solución relegada por parte de los responsables del SAS desde el año 2006. Por eso desde la plataforma No me quites mi hospital seguiremos exigiendo con urgencia unas nuevas dependencias infantiles modernas y adaptadas que den relevo a las deficientes y caducas instalaciones actuales”, denuncian a través de una nota de prensa.

“La realidad es muy testaruda y no puede ocultarse indefinidamente”, denuncia el colectivo. “Aunque la delegada, María Ángeles Luna, y la directora gerente del hospital, Valle García, se paseen estos días inaugurando un reducido espacio de recreo para los niños ingresados en el área de Oncología Infantil, la realidad es que en esta unidad hay un grave déficit de médicos y personal de enfermería, contando con una única especialista en oncología pediátrica para todo el hospital, que además se encuentra actualmente de baja”, exponen.

“La realidad del Materno infantil es que cuenta con las instalaciones más antiguas y menos renovadas de todo el complejo hospitalario, lo que obliga a la atención de los niños en deficientes condiciones: escaso personal, habitaciones y consultas reducidas y mal acondicionadas, pocas unidades para pruebas, una UCI pediátrica minúscula, ascensores inadecuados y falta de espacio para las familias. Estas condiciones son atenuadas en muchos casos gracias al compromiso de los profesionales con sus pacientes”, aseguran.

“La realidad es que seguimos esperando que la consejera de Salud, Marina Álvarez, cumpla su compromiso con la construcción de las prometidas consultas externas materno-infantiles. Porque después de tantos años de promesas y proyectos incumplidos, desde la plataforma No me quites mi hospital, la única declaración creíble que esperamos es el anuncio de la partida presupuestaria, la financiación y los plazos concretos que permitan acometer las obras. Más allá de sus palabras de buenas intenciones que hoy volvemos a escuchar”, insisten en un duro comunicado.

“Con la voluntad de avanzar en este objetivo es intención de No me quites mi hospital solicitar una reunión con la delegada de Salud, María Ángeles Luna, y la directora gerente del hospital, Valle García, donde conocer los detalles del compromiso anunciado por la consejera”, han concluido.

Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

sábado, 23 de septiembre de 2017

No me quites mi hospital exige con urgencia unas nuevas instalaciones para la atención pediátrica en el hospital Reina Sofía

Córdoba, 22 de septiembre de 2017 
La realidad es muy testaruda y no puede ocultarse indefinidamente, esto viene a cuento de la propaganda con la que la delegación de Salud intenta ocultar las verdaderas condiciones que sufren los niños atendidos, sus familias y el personal del Materno Infantil del Reina Sofía.
Aunque la delegada, María Ángeles Luna, y la directora gerente del hospital, Valle García, se paseen estos días inaugurando un reducido espacio de recreo para los niños ingresados en el área de Oncología Infantil, la realidad es que en esta unidad hay un grave déficit de médicos y personal de enfermería, contando con una única especialista en oncología pediátrica para todo el hospital, que además se encuentra actualmente de baja.
La realidad del Materno infantil es que cuenta con las instalaciones más antiguas y menos renovadas de todo el complejo hospitalario, lo que obliga a la atención de los niños en deficientes condiciones: escaso personal, habitaciones y consultas reducidas y mal acondicionadas, pocas unidades para pruebas, una UCI pediátrica minúscula, ascensores inadecuados y falta de espacio para las familias. Estas condiciones son atenuadas en muchos casos gracias al compromiso de los profesionales con sus pacientes.
La realidad es que seguimos esperando que la consejera de Salud, Marina Álvarez, cumpla su compromiso con la construcción de las prometidas consultas externas materno-infantiles. Porque después de tantos años de promesas y proyectos incumplidos, desde la plataforma No me quites mi hospital, la única declaración creíble que esperamos es el anuncio de la partida presupuestaria, la financiación y los plazos concretos que permitan acometer las obras. Más allá de sus palabras de buenas intenciones que hoy volvemos a escuchar.
Hace años que desde No me quites mi hospital venimos exigiendo unas nuevas instalaciones para la atención pediátrica como solución definitiva a las graves deficiencias denunciadas reiteradamente por esta plataforma, una solución relegada por parte de los responsables del SAS desde el año 2006. Por eso desde la plataforma No me quites mi hospital seguiremos exigiendo con urgencia unas nuevas dependencias infantiles modernas y adaptadas que den relevo a las deficientes y caducas instalaciones actuales.

Con la voluntad de avanzar en este objetivo es intención de No me quites mi hospital solicitar una reunión con la delegada de Salud, María Ángeles Luna, y la directora gerente del hospital, Valle García, donde conocer los detalles del compromiso anunciado hoy por la consejera.
Muchas gracias a todos.
Noticias relacionadas: 
http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/criticas-falta-oncologos_1173439.html
http://www.diariocordoba.com/noticias/cordobalocal/salud-incluira-partida-modernizacion-hospital-reina-sofia_1173305.html
http://www.eldiadecordoba.es/cordoba/Salud-licitacion-nuevo-hospital-Materno-Infantil_0_1175282728.html

Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

miércoles, 5 de julio de 2017

‘No me quites mi Hospital’ pide "más que palabras" sobre el Materno

DIARIO CÓRDOBA 03/07/2017
LA PLATAFORMA RESPONDE AL ANUNCIO DE LA CONSEJERA
El colectivo, «incrédulo» ante el objetivo de Álvarez en el Reina Sofía
CARMEN LOZANO


La plataforma No me quites mi Hospital ha recibido con «incredulidad» y pidiendo «algo más que palabras» las declaraciones de la consejera de Salud, Marina Álvarez, que en una entrevista publicada ayer en este periódico asegura que «la prioridad» en las actuaciones pendientes en el hospital Reina Sofía es abordar la mejora del Materno-Infantil. En este sentido, José Castillero, portavoz de la plataforma, señaló ayer a este periódico que en estas declaraciones «no hay nada nuevo» y que Álvarez ha dicho «lo mismo que se lleva diciendo desde hace muchos años». «No hay nada concreto en cuanto a plazos, presupuestos, etcétera», dice Castillero, que asegura que el colectivo «esperaba un poco más», ya que la nueva consejera de Salud «es de Córdoba y conoce la problemática del Materno Infantil de primera mano».

“Desearíamos un poco más de compromiso, no se puede quedar solo en palabras», continuó el portavoz, que recordó que en el primer plan director del hospital Reina Sofía, que data de hace más de 20 años, ya aparecía la propuesta de creación del nuevo edificio del Materno Infantil, «y aún no se ha hecho realidad, mientras que sí se llevaron a cabo el resto de propuestas». Por otro lado, Castillero se remonta al año 2006, cuando «en el plan de movilización también se hablaba de un nuevo recinto para niños y mujeres, algo que tampoco se ha materializado». Por tanto, las últimas declaraciones de la consejera de Salud «se limitan a buenas palabras, intenciones y una reiteración de su compromiso», por lo que «nos tememos que, con los antecedentes que tenemos, se quede solo en eso, palabras».

Castillero explicó que el colectivo pretende volver a tener una reunión con la consejera, con quien ya departieron en dos ocasiones cuando era gerente del hospital. «Ella se mostraba receptiva y comprensiva en cuanto a la necesidad que hay de que mejoren las condiciones de los niños en el centro», pero «se necesitan compromisos», señaló Castillero, que recordó que las dependencias para niños «son las más antiguas del hospital» y que la plataforma lleva luchando por la mejora de las condiciones de los pequeños pacientes desde el 2009, cuando un grupo de profesionales del Materno-Infantil y algunos padres «entendimos que no se podían prolongar más tiempo las carencias y las graves deficiencias que tiene el Materno Infantil».

Consultas mal acondicionadas o habitaciones sin ventilación son algunas de esas carencias, a las que Castillero añade las derivadas de las reformas que se han llevado a cabo en el hospital en los últimos años, que «han ido ahondando en esas deficiencias», como, por ejemplo, el hecho de que en la ampliación de la nueva UCI de adultos se sacrificaran las ventanas de los espacios para los niños, según Castillero. «Esperamos compromisos con dinero y que nos digan en qué partida presupuestaria se incluirán esas reformas de las consultas infantiles» porque «en los presupuestos del próximo año no hay ni un euro para nuevas infraestructutas en el Reina Sofía”, concluyó el portavoz de la plataforma No me quites mi Hospital.

Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

lunes, 3 de julio de 2017

La plataforma No me quites mi hospital exige con urgencia unas nuevas dependencias infantiles


Córdoba, 3 de julio de 2017


Horacio, poeta de la Antigua Roma, decía: “Las muchas promesas disminuyen la confianza”. Será por eso que desde la plataforma No me quites mi hospital desconfiamos de las promesas de la nueva Consejera de Salud y Ex Directora Gerente del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Marina Álvarez, en relación al anuncio de su compromiso con la construcción del edificio para consultas externas materno-infantiles.

Hace más de 20 años que la Junta de Andalucía aprobó el primer Plan Director, del que aún quedan pendientes precisamente los aparcamientos y el hospital Materno Infantil. La siguiente fase se llamó Plan de Modernización Integral, en cuyo plan original de 2006 se recogía la construcción de un nuevo Hospital Infantil y otro para la Mujer que sustituirían al actual Materno Infantil, que con los años se descartó y cayó en el olvido.

Después de tantos años de promesas y proyectos incumplidos, desde la plataforma No me quites mi hospital, la única declaración creíble que esperamos de la recién estrenada Consejera de Salud es el anuncio en el que se concrete la partida presupuestaria donde se asigne el dinero necesario para acometer las obras. Y que con ello se garantice la ejecución inmediata de los nuevos edificios con un calendario y presupuesto concreto, más allá de sus palabras de buenas intenciones.

Cuando alguien promete muchas veces algo y nunca cumple su palabra corre el riesgo de perder su credibilidad, y eso es lo que le ocurre a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía con las reiteradas y tantas veces relegadas promesas de unas nuevas instalaciones del Materno Infantil.

Por eso desde la plataforma No me quites mi hospital seguiremos exigiendo con urgencia unas nuevas dependencias infantiles modernas y adaptadas que den relevo a las deficientes y caducas instalaciones actuales.

Muchas gracias a todos.


Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

miércoles, 15 de marzo de 2017

La plataforma No me quites mi hospital considera un importante avance la retirada del proyecto de aparcamiento

CÓRDOBA 15/03/2017
Fruto de las acciones llevadas a cabo por la plataforma Aparcamientos Hospital Reina Sofía

Desde la plataforma ciudadana No me quites mi hospital consideramos un importante avance la noticia de que el Ayuntamiento pretende asumir la elaboración del plan de mejora de la movilidad y accesibilidad del hospital Reina Sofía y de que como consecuencia de ello el SAS descarta definitivamente el proyecto de aparcamiento, aunque sólo sea porque viene a ordenar las funciones de cada administración en el marco de sus respectivas competencias: el Ayuntamiento se tiene que dedicar a planificar las infraestructuras urbanas y Salud las infraestructuras sanitarias.

Pero esta novedad no aclara en absoluto el futuro inmediato de ninguna de las dos infraestructuras, puesto que por una parte la alcaldesa ha manifestado que lo que el Ayuntamiento ha ofrecido es la elaboración del informe de las necesidades de accesibilidad y de movilidad de ese entorno de la ciudad, sin aclarar que institución pagaría una posible obra en el párking del Reina Sofía. Y Salud dice haber reafirmado su compromiso con el Plan de Modernización del hospital sin dar plazos ni ofrecer ningún compromiso presupuestario concreto.

Frente a estas incertidumbres resulta necesario que la plataforma Aparcamientos Reina Sofía siga viva y activa con objeto de exigir de las administraciones los compromisos reales para la consecución de los fines que nos marcamos desde el principio: un aparcamiento público y gratuito junto a unas nuevas instalaciones materno infantiles con financiación pública y de forma inmediata.

Tantos años de proyectos incumplidos en Reina Sofía no es para estar tranquilos. Solo hay que recordar que han pasado casi 7 años desde que la Consejería de Salud sacó a concurso la reforma y ampliación del Reina Sofía, allí se contemplaba la construcción de un nuevo hospital Materno Infantil. En este tiempo se han agravado las deficiencias en las instalaciones dedicadas a menores y madres por lo que se hace urgente la construcción de unas nuevas.

Síguenos en Twitter:
Y en Facebook:

sábado, 10 de diciembre de 2016

Ampliación del Hospital: El chasco de la «refundación»

ABC CÓRDOBA 28/11/2016
Los grandes proyectos para mejorar el Reina Sofía siguen en vía muerta
RAFAEL AGUILAR

Eran otros tiempos en los que el dinero daba para alimentar la megalomanía. La sanidad pública no se quedó al margen de esa corriente contagiosa y, en 2006, anunció con todo su aparato de propaganda que iba a «refundar» el Hospital Universitario Reina Sofía.

Presentación año 2006 PMI Reina Sofía revista nº 13 del hospital

El Plan de Modernización Integral, como le llamaron los servicios de prensa de la Administración autonómica, venía en realidad a rematar el incompleto Plan Director de ampliación del recinto, que databa de los años noventa. El planteamiento, asistido por una previsión económica inicial de 110 millones de euros, era más que ambicioso: bajo el gancho de habitaciones individuales para todos los pacientes y la incorporación de la vanguardia tecnológica, los gestores del Servicio Andaluz de Salud (SAS) empeñaron su palabra en unos planos que al poco tiempo, y sobre todo a raíz de la irrupción de la crisis económica, se quedaron poco menos que en papel mojado.

La «refundación» tornó entonces en «reformulación», el término oficial para explicar que los recortes presupuestarios no daban para todo lo que la Junta quería poner en marcha en el Reina Sofía, que no era poco. Entre otras prestaciones, el proyecto preveía un nuevo hospital para madres y niños y edificios independientes para las dolencias más en alza y difíciles de tratar, como por ejemplo el cáncer.

Recreación año 2009 

Además de con el revés financiero, la Consejería de Salud se las tuvo que ver con la aguerrida postura de un nutrido grupo de padres y madres de enfermos y de profesionales del Materno-Infantil muy enfadados porque en el planteamiento de la Administración autonómica -hasta en el previo al frenazo por la rebaja del presupuesto- fuera la reforma y mejora de este edificio las que quedaban más atrás en el calendario. Nacía así la Plataforma No Me Quites Mi Hospital, que obtuvo una presencia más que notable en la sociedad cordobesa y a cuya causa se sumaron figuras señeras del mundo de la sanidad cordobesa, como por ejemplo el doctor Manuel Concha.

Actividad creciente
La Plataforma no ha dejado de estar activa en estos años porque era una evidencia que las grandes obras previstas en el Plan de Modernización no se han llevado a cabo. Las proclamas de la Plataforma no han cesado desde 2009 y su queja sigue siendo, en esencia, la misma. Este colectivo ve ahora, además, que el nuevo edificio de consultas externas para menores y madres que anunció la Junta hace en torno a un mes es un parche a las necesidades reales de los pacientes y que, sobre todo, no tiene parangón con el previsto con la tan cacareada «refundación».

Concentración de la Plataforma No me quites mi hospital

Para la Plafatorma es un hecho que «se han realizado obras de mejora, sobre todo desde que esta Plataforma Ciudadana denunció sus deficiencias y el mismo Defensor del Pueblo y este Ayuntamiento, las exigieron, pero persisten muchas y graves deficiencias y no todas pueden ser subsanadas, pues sería preciso un nuevo edificio funcional y pensado para dar respuesta a las necesidades actuales, más espacio y una nueva ubicación».